• Klaus Meitinger

Nos vamos de aquí.

Nuestro propio indicador de la bolsa de valores emitió una señal de venta a finales de febrero. Como saben, no se trata de prever exactamente las inversiones de tendencia en los mercados bursátiles. Sólo intentamos averiguar cuándo cambia la relación entre oportunidad y riesgo al invertir en renta variable. La lógica: Si las acciones se valoran poco y la tendencia económica mejora, existe una alta probabilidad de que el mercado de valores se desarrolle positivamente a largo plazo. Si, por otro lado, las acciones son caras y las expectativas económicas empeoran, es hora de ser más cautelosos. Eso es exactamente lo que está pasando hoy.

La mayoría de los títulos están muy bien valorados y las expectativas comerciales de la industria alemana están disminuyendo (los detalles sobre el indicador se encuentran en la sección "Noticias de la redacción" en www.private-wealth; ID de usuario: privatewealth, contraseña: repensar).

Es interesante que esta advertencia llegue ahora mismo. Quizás es en este mismo momento cuando la gran "narrativa" que ha determinado la evolución de los mercados bursátiles desde 2009 está cambiando. Desde entonces, el supuesto básico ha sido un crecimiento moderado, tipos de interés ultra-bajos y la ausencia de inflación, es decir, el final del ciclo económico clásico. En este mundo ideal para los inversores, se pagaban mayores ganancias corporativas con una relación precio-beneficio cada vez más alta. Fue lo que se convirtió en un boom.

Ahora bien, los acontecimientos actuales plantean dudas sobre la validez de este motivo narrativo. Los salarios están subiendo, las tasas de inflación y las tasas de interés están subiendo - ¿será a expensas de los márgenes de la empresa? ¿Son las expectativas de beneficios futuros quizás demasiado altas? ¿No deberían reducirse también las relaciones precio-beneficios si los bancos centrales tienden a dejar de pisar el acelerador? ¿Y qué riesgos se esconden en un sistema que proporcionó capital de deuda a tipos de interés cero durante mucho tiempo? Como dice el refrán: "Sólo cuando la marea vuelve, se ve quién se metió al agua sin bañador.

Preservar la riqueza es más importante en esta situación que tratar de aumentarla aún más. El indicador del mercado de valores en sí mismo sólo sugiere una cuota de acciones de entre el cero y el 30 por ciento. Eso suena extremo, por supuesto. Tampoco pretende ser una propuesta de asignación concreta para la corriente principal. Pero como alimento de reflexión para un grupo objetivo especial. En el primer número de la revista Private wealth de diciembre de 2004, el banquero Eric Syz nos dijo: "Sabes, ya somos ricos. No tenemos que serlo. Sólo queremos quedárnoslo". Los que persiguen este objetivo deben pasar del ataque a la defensa.

Sinceramente,

unterschrift-km

Klaus Meitinger Editor en Jefe

unterschrift-eckes

Editorial Moritz Eckes

Dirección de la editorial

  • Private Wealth GmbH & Co. KG
    Montenstrasse 9 - 80639 München
  • +49 (0) 89 2554 3917
  • +49 (0) 89 2554 2971
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Idiomas

Redes sociales