• Klaus Meitinger

Nos quedamos a cubierto.

(Tiempo estimado: 2 - 4 minutos)

iStock 465524007


Las esperanzas de un cambio de tendencia en las expectativas empresariales de la IFO, el indicador económico más importante para nosotros, se desvanecieron en junio. Tras subir dos veces en abril y mayo, las expectativas del sector manufacturero volvieron a deteriorarse. Esto significa que no se ha cumplido el requisito previo para un cambio de tendencia positivo en el componente del ciclo económico del barómetro de la riqueza privada: tres aumentos consecutivos. La señal económica sigue siendo roja. A partir de esto, seguimos derivando una banda para la cuota de capital recomendada entre el 45 y el 75% de la cuota de capital prevista individualmente.

Dentro de este rango, nos guiamos por los resultados del sismógrafo del mercado de capitales. Dado que este último ha aconsejado durante mucho tiempo la máxima defensividad, la proporción actual de fondos propios sugerida por el indicador bursátil de la riqueza privada es sólo del 45%. En lenguaje llano: más de la mitad del capital disponible para la renta variable está aparcado en efectivo, a la espera de volver a entrar.

Por lo tanto, estamos observando el sismógrafo muy de cerca para poder darles una señal a tiempo.

Como sabe, el sismógrafo combina diversas variables económicas: los primeros indicadores económicos, la evolución de los tipos de interés o las fluctuaciones de los precios en los mercados bursátiles. A partir de ellas, se destilan las probabilidades de tres estados del mercado en el mes siguiente. El verde representa la expectativa de un mercado tranquilo y positivo. El color amarillo indica la probabilidad de un mercado positivo turbulento. Y el rojo indica la probabilidad de un mercado turbulento-negativo. Si esto sube significativamente, se avecina una gran tormenta bursátil y es el momento de salir.

En las últimas semanas, la probabilidad de aumento de las turbulencias negativas se ha reforzado aún más. "Ahora ha superado la barrera del 80% al alza y es absolutamente dominante. Las probabilidades de los otros dos estados del mercado han caído en picado hacia la insignificancia", informa Oliver Schlick, de Secaro, que calcula regularmente el sismógrafo y elabora recomendaciones de asignación a partir de él. "Definitivamente no es un nivel para sacar la cabeza del asiento. La paciencia sigue siendo la virtud más importante para los inversores", afirma Schlick. 

El resultado final:

El semáforo económico está en rojo. Por ello, el indicador del mercado de valores privado prevé una banda para la cuota de capital recomendada entre el 45 y el 75 por ciento de la cuota de capital prevista individualmente. Y como el sismógrafo del mercado de capitales aconseja la máxima defensividad, la actual cuota de fondos propios concreta que sugiere el indicador bursátil de la riqueza privada es sólo del 45%.

Es interesante observar que, en vista de las enormes pérdidas de precios de las últimas semanas, el DAX parece ahora cada vez más atractivo en comparación con su valor razonable. ¿Cuándo es el momento adecuado para volver a aumentar el coeficiente de capital desde una perspectiva exclusivamente de valoración? ¿Y a qué niveles estaría realmente barato el DAX? Responderemos a estas preguntas en la próxima semana.

Estamos convencidos de que los inversores a largo plazo tendrán oportunidades de compra excepcionales en la segunda mitad de 2022. Para que podamos enviarle una "alerta patrimonial privada" si cambia la valoración del indicador bursátil, deje su dirección de correo en www.private-wealth.de o regístrese con su dirección de correo para obtener una suscripción de prueba gratuita de seis meses.

Atentamente,

Klaus Meitinger

Nota: A pesar de la cuidadosa selección de fuentes, no se puede aceptar ninguna responsabilidad por la exactitud del contenido. La información proporcionada en private wealth es sólo para fines informativos y no constituye una invitación a comprar o vender valores.

Dirección de la editorial

  • Private Wealth GmbH & Co. KG
    Montenstrasse 9 - 80639 München
  • +49 (0) 89 2554 3917
  • +49 (0) 89 2554 2971
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Idiomas

Redes sociales