• Sabine Holzknecht

¿Quién piensa en los más pobres?

Una carta de... Sabine Holzknecht. El autor de la riqueza privada ha sido presidente honorario de la organización "Ayuda sin Fronteras" durante cuatro años. Apela a nuestra solidaridad.

Hace casi 20 años, "Ayuda sin Fronteras" comenzó su labor en la región fronteriza entre Tailandia y Birmania. Desde entonces hemos estado apoyando a personas que han quedado traumatizadas por décadas de dictadura militar, que lo han perdido todo, cuyas tierras han sido reducidas a escombros y que han huido a la vecina Tailandia.

Desde hace mucho tiempo estamos comprometidos con la protección de la vida, un objetivo que ha justificado un cierre casi mundial en las últimas semanas. ¿Sabías que 15000 niños menores de cinco años mueren cada día por razones que podrían haberse evitado? Eso es casi 5,5 millones de niños al año, o diez niños por minuto. Esta muerte no se cuenta, simplemente se acepta.

En los últimos años, hemos tratado de dar a la gente un poco de confianza. Hemos construido escuelas para que los niños puedan escapar de la espiral de pobreza. Y hemos entrenado a los jóvenes.

Pero nuestro trabajo de los últimos casi 20 años casi se ha arruinado en unas pocas semanas. En Tailandia y sus países vecinos, no hay medidas de ayuda gubernamental que surtan efecto, especialmente para los migrantes birmanos, que sólo son tolerados en el país y explotados como mano de obra barata. Viven sus vidas como ilegales, como apátridas, como personas sin derechos.

Su mayor problema no es el virus. Sie simplemente amenazan con morir de hambre. El próximo desastre humanitario - la próxima hambruna - es ahora inminente. Lo que estamos experimentando actualmente en la región fronteriza entre Birmania y Tailandia se está repitiendo en todo el mundo. Una vez más, las personas más pobres e indefensas del mundo son las que más sufren. Y una vez más, corrientes de refugiados se pondrán en camino. El Director de Salud del Banco Mundial, Muhammad Ali Pate, teme que la crisis actual deshaga décadas de progreso en los países más pobres.

Es increíblemente difícil para todos los proyectos de ayuda que están involucrados en estos países reaccionar a la crisis actual. Aquellos que - como "Ayuda sin Fronteras" - también reciben apoyo público deben planificar con un horizonte de tiempo muy largo. Por regla general, estamos obligados a presentar los proyectos con seis a nueve meses de antelación. Si el dinero se aprueba entonces, deben ser implementados exactamente como se planeó.

La falta de flexibilidad es muy dura para nosotros. Significa zum Beispiel para nosotros que recibiríamos dinero para proyectos que ya no podríamos realizar. Nuestros cursos de formación para jóvenes, nuestras campañas de información sobre el tráfico de niños, la prostitución y el consumo de drogas en las aldeas de Myanmar o nuestro proyecto musical, en el que jóvenes de diferentes orígenes étnicos y religiones hacen música juntos y así desarrollan un sentido de comunidad, no podemos llevarlo a cabo en tiempos de toque de queda y Covid-19. Para lo que, por otra parte, sería necesario ahora - ayuda de emergencia rápida y sin complicaciones - no se nos permite utilizar este dinero, ni recibimos ningún apoyo adicional.

El Fondo Monetario Internacional ha analizado que la nueva deuda neta mundial probablemente aumentará en unos 14 billones de dólares este año. Con este dinero, los gobiernos de los países industrializados en particular están tratando de mitigar las consecuencias económicas de la pandemia para sus ciudadanos. Nadie piensa en la gente más pobre del mundo.

"Ayuda sin Fronteras" quiere salvar a esta gente de la inanición. Por lo tanto, con el apoyo de donantes privados, hemos reunido pequeños paquetes de ayuda que consisten en 15 kilos de arroz, un litro de aceite, un kilo de frijoles, 500 gramos de pescado seco, 500 gramos de chile, agua potable, diez mascarillas para boca y nariz y dos jabones. Cada una de ellas cuesta 18,40 euros y, semana tras semana, alivia el peor sufrimiento de los que más lo necesitan. Por favor, ayúdanos a hacerlo. Su donación será bien recibida. ®

Ayuda sin Fronteras" trabaja de forma absolutamente transparente, ofrece a todos los donantes una garantía de donación del 100% y tiene el sello de donación "Donaciones Seguras". Los donantes alemanes pueden ayudar libres de impuestos a través de la "Fundación Maecenata". Puede encontrar más información en: www.helfenohnegrenzen.org

Dirección de la editorial

  • Private Wealth GmbH & Co. KG
    Montenstrasse 9 - 80639 München
  • +49 (0) 89 2554 3917
  • +49 (0) 89 2554 2971
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Idiomas

Redes sociales