• Sonderveröffentlichung: Columbia Threadneedle

Mercados emergentes recargados.

Threadneedle aufmacherrenta variable de mercados emergentes. En los primeros ocho años de la década de 2000, los mercados emergentes -especialmente los legendarios BRIC- fueron las estrellas de los mercados de capitales. A continuación, se produjo una laboriosa transformación estructural, alejándose de las exportaciones y las materias primas y orientándose hacia las economías domésticas, el consumo y la tecnología. "Ahora esto se ha completado. Los inversores tienen toda una serie de nuevas oportunidades", dice Dara White, de Columbia Threadneedle.

"¿Recuerda cómo eran los mercados emergentes hace 10 ó 12 años?", se pregunta Dara White, responsable del equipo de mercados emergentes de Columbia Threadneedle. "Más del 60% de las empresas pertenecían a sectores cíclicos o a materias primas. Empresas como Petrobras, Vale, Gazprom, Petrochina fueron los pesos pesados en sus respectivos índices. Los que invirtieron allí apostaron por que el crecimiento económico global se aceleraría y el comercio mundial seguiría aumentando".

Sin embargo, en la segunda década de este siglo, lo que siguió no fue un repunte sino lo que más tarde se conoció como "estancamiento secular": actividad económica débil, tasas de inflación bajas. Y esto dificulta cada vez más a las empresas sensibles al ciclo, especialmente de los mercados emergentes. Entre 2010 y 2016, los precios de las acciones se estancaron en general.

"Pero mientras tanto, la estructura económica de los mercados emergentes ha cambiado por completo. Se acabó la época de los bancos de trabajo ampliados, de los proveedores de materias primas. Ya no dependen de los países industrializados. Más bien, es al revés. El crecimiento ya no está impulsado por las exportaciones y la economía mundial, sino por la economía nacional", explica White.

Si se quiere invertir con éxito en este nuevo mundo, dice, hay que repensar. "Se trata de encontrar empresas y modelos de negocio que tengan éxito a nivel nacional en el futuro. Las claves importantes de estas tendencias del futuro son la clase media en constante expansión y los cambios en los patrones de comportamiento de los consumidores".

Por ejemplo, el McKinsey Global Institute descubrió que en 2018 casi la mitad de la población china formaba parte de la clase media o estaba a punto de incorporarse a ella. La empresa de investigación Brookings prevé que en 2027 unos 1.200 millones de chinos formarán parte de este grupo. Eso correspondería entonces a una cuarta parte de la clase media mundial.

Esto no sólo aumentará el poder adquisitivo en el Reino Medio. Al mismo tiempo, la estructura de la demanda también está cambiando. "En el futuro, ya no se tratará principalmente de productos cotidianos, sino cada vez más de tecnología, servicios y atención sanitaria", explica Dara White.

Este cambio se está produciendo de forma especialmente espectacular en China y el resto de Asia. Pero en todas las naciones emergentes se dan tendencias similares. Según Brookings, en 2030 los mercados emergentes representarán colectivamente alrededor del 58% de la clase media mundial. "Esto significa que el crecimiento fulminante del comercio electrónico, por ejemplo, está programado. Sin embargo, el comercio en línea todavía tiene una pequeña cuota de mercado en Europa del Este o América Latina. A partir de esta base, el crecimiento en algunos países superará el 20% en los próximos años. Empresas como Mercado Libre, el Amazon de América Latina, o Yandex, el buscador de Internet líder en Rusia y algunos otros países de Europa del Este, se beneficiarán", está convencido el experto.

Mientras tanto, el cambio en la estructura económica también se refleja en los índices bursátiles. "Consisten en un 60% de historias de crecimiento estructural: Alibaba, Tencent, Samsung o el fabricante de semiconductores TMSC dominan la clasificación. Y lo que es más grave, el número de empresas que cotizan en bolsa en los mercados emergentes ha crecido casi un 90% desde 2008. Entre ellas hay muchas empresas de crecimiento de alta calidad", afirma White.

Para el selector de valores, se trata de una constelación extremadamente emocionante. "Ahora tenemos alrededor de 1.500 empresas públicas entre las que elegir, cuyo éxito está directamente relacionado con las historias de crecimiento de los mercados emergentes".

Mediante un proceso disciplinado y estructurado, los expertos de Columbia Threadneedle filtran las inversiones más interesantes de entre ellas. En la primera etapa de selección, las empresas se examinan en función de cifras clave como la calidad de los beneficios, la rentabilidad del capital o la valoración. Esta investigación cuantitativa se complementa con factores cualitativos: la calidad de la gestión, las perspectivas de crecimiento a largo plazo de una empresa, su ventaja competitiva, la situación del sector correspondiente. "Lo que resulta especialmente interesante en este contexto es que el mercado parece subestimar el tiempo y la importancia con que las empresas con una ventaja competitiva sostenible y un alto rendimiento del capital pueden hacer crecer sus beneficios", explica White.

El banco privado indio HDFC es un ejemplo de ello, dice. "Se beneficia estructuralmente de la privatización del panorama bancario y está tan fuertemente posicionada que será extremadamente difícil que entren nuevos competidores en el mercado". El profesional es igualmente positivo con respecto a Mercado Libre, la empresa de biotecnología BeiGene o la china Tencent. "Todas estas empresas merecen una valoración mucho más alta". Las 500 empresas más prometedoras se someterán ahora a una investigación en profundidad sobre la sostenibilidad. En el fondo se trata de la cuestión de la responsabilidad con que una empresa gestiona el capital que se le concede. White se refiere a esto como "administración financiera".

Luego está el análisis de las empresas individuales en términos de factores ASG - ambientales, sociales y de gobernanza. "Hemos comprobado que las empresas que lo hacen bien allí están mejor posicionadas para aprovechar el potencial de crecimiento de la región". Para analizar el aspecto ASG con más detalle, White y su equipo dividieron el universo de inversión en cinco grupos con puntuaciones ASG descendentes. "Los resultados fueron sorprendentes. Entre el mejor y el peor 20%, los resultados de las inversiones difieren en 50 puntos porcentuales entre 2012 y 2019. Eso es realmente mucho", señala Dara White.

Los 70 a 90 mejores valores de todo el proceso de selección se incluyen en la cartera. Actualmente, esto se traduce en una clara sobreponderación en sectores como la tecnología, los bienes de consumo duraderos, la sanidad, los servicios de comunicación o las finanzas. "Al fin y al cabo, esto también refleja la evolución de los mercados emergentes. Estos sectores son sencillamente el futuro allí", está convencida Dara White y concluye: "Muy posiblemente darán a los inversores otra década dorada". ®

–––––––––––––––––––––––––––––––

// China: punta de lanza de los mercados emergentes.

Se espera que el Reino Medio sustituya a EE.UU. como primera potencia económica del mundo este año y sólo por eso es el eje de la inversión en Asia. Además, hace poco, los líderes políticos del Reino Medio proclamaron una estrategia de "ciclos duales". "El circuito interno refleja la estimulación de la demanda interna y el fomento de la investigación y el desarrollo tecnológico. El circuito exterior pone de manifiesto el papel de apoyo del comercio internacional y la inversión interna", resume Dara White. "En conjunto, ambos pretenden consolidar la posición de China como potencia económica mundial".

El ejemplo del sector sanitario lo ilustra bien. La población china está envejeciendo, por lo que el número de muchas enfermedades está aumentando. Al mismo tiempo, la gente es cada vez más rica y la demanda de servicios sanitarios aumenta. "En el ciclo interno, el gobierno impulsa la investigación y el desarrollo, estimulando aún más la demanda. En EE.UU. se gasta en sanidad alrededor del 17% del producto nacional, según el Instituto EE.UU.-China, mientras que en China es sólo el 5%. Hay mucho potencial ahí", dice White. El circuito externo se ha visto reforzado por la pertenencia de China a la organización ICH, que es algo así como la versión internacional de las agencias nacionales de regulación de medicamentos. "Desde 2017, los productos médicos chinos tienen así acceso al mercado internacional".

Por tanto, la salud es también uno de los grandes temas del mercado bursátil chino, dijo. En los países desarrollados, el sector sanitario representa actualmente entre el 12 y el 15 por ciento del valor total del mercado de valores en los principales índices. En el Reino Medio, sólo es el 5%. "No me sorprendería que esa cuota se duplicara en los próximos años. Y eso significa más empresas, objetivos de inversión interesantes, precios más altos", dice White.

Un argumento similar se aplica al mercado de valores chino en general. "El progreso de China en la apertura de sus mercados de capitales está empezando a verse recompensado", explica White. Tras largas negociaciones, el principal grupo de acciones chinas de tipo A -que representa a las empresas con sede y que realizan la mayor parte de su actividad en China continental- se ha incorporado a los índices MSCI Emerging Markets y MSCI World de forma escalonada y en pequeñas dosis. En la actualidad, las acciones A representan el 4% y el 0,5%, respectivamente.

"En perspectiva, dada la importancia de la economía china, creemos que es demasiado poco. Si se incluyera en su totalidad, la proporción de valores chinos en los índices aumentaría considerablemente. Los inversores que siguen las ponderaciones del índice tendrían que comprar. Y esto podría dar un impulso adicional al mercado", concluye Dara White.

–––––––––––––––––––––––––––––––

// Cómo invertir en los mercados emergentes.

No sólo el marco estructural, sino también el de la política económica para invertir en los mercados emergentes ha mejorado recientemente. "Se están beneficiando de las inyecciones de liquidez y de la política monetaria flexible de los países industrializados. Esto se debe a que tienden a debilitar el dólar estadounidense y a estimular las entradas de capital", explica Dara White. "Además, la victoria electoral de Joe Biden también ha reducido el riesgo político".

TheThreadneedle (Lux) Global Emerging Market Equities (ISIN: LU0143863198) invierte globalmente en todos los mercados emergentes. En relación con el índice de referencia MSCI Emerging Markets, el fondo invierte actualmente menos en China: un 32% en lugar de un 39%. En cambio, el fondo está más sobreponderado en Rusia, Indonesia y, sobre todo, Brasil. "Brasil sigue teniendo mucho capital en productos de tipo de interés. Con la tendencia a la baja de los tipos de interés clave, la demanda de acciones debería aumentar rápidamente en los próximos años y las acciones brasileñas deberían seguir recibiendo un viento de cola", explica White.

El fondo ha superado en general a su índice de referencia, el MSCI Emerging Markets. En diez años, el fondo ha ganado un 6,1% anual en dólares, frente al 4,1% del índice. En los últimos cinco años, ha ganado un 16,4 frente a un 13,2% anual. E incluso en el difícil último año, el proceso de inversión demostró su eficacia: En los últimos 12 meses, el fondo ganó un 36,4%, aproximadamente el doble de su índice de referencia.

–––––––––––––––––––––––––––––––

Publicación especial:

Columbia Threadneedle

www.columbiathreadneedle.de

Philipp Kowollik

Tel. 069/29 72 99 77

Philipp.Kowollik@

columbiathreadneedle.com

Dirección de la editorial

  • Private Wealth GmbH & Co. KG
    Montenstrasse 9 - 80639 München
  • +49 (0) 89 2554 3917
  • +49 (0) 89 2554 2971
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Idiomas

Redes sociales