• Marcus Vitt

"Pedimos un cambio de rumbo".

Una carta de ... Marcus Vitt, Portavoz del Consejo de Donner & Reuschel, Edmund Stoiber, Peer Steinbrück, Günther Oettinger, Hans-Werner Sinn, Wolfgang Reitzle y muchos más.

La política monetaria ultraexpansiva aplicada por el BCE desde hace años ha estabilizado el desarrollo económico de varios Estados miembros de la unión monetaria a corto plazo. Sin embargo, los riesgos a largo plazo asociados al enorme excedente monetario son evidentes.

01 Cada vez hay más signos de aumento de la inflación. Si el BCE quiere cumplir su objetivo de estabilidad de precios, tarde o temprano tendrá que retirar las compras de bonos del Estado y subir los tipos de interés con cautela. Esto podría provocar graves distorsiones en la financiación de los gobiernos y de los bancos en los Estados miembros afectados si no se adaptan a ello desde el principio haciendo esfuerzos decididos para consolidar sus presupuestos. Si, por el contrario, el BCE deja que la inflación siga su curso, el resultado sería una enorme agitación social y disparidades distributivas. Esto alberga explosivos sociales y podría conducir a una mayor polarización política.

Los tipos de interés negativos permanentes del BCE afianzan estructuras económicas poco competitivas y reducen el incentivo de los países de la UE para aumentar su competitividad mediante reformas estructurales.

Mientras tanto, se ha arraigado la actitud de que el Estado tiene que cubrir todos los riesgos económicos. La autorresponsabilidad y el proceso de selección basado en el mercado están pasando a un segundo plano. La exitosa economía social de mercado alemana está siendo socavada.

El "paquete de despreocupación" del BCE priva de derechos a los políticos al socavar el necesario establecimiento de prioridades políticas en la política de gastos y, por tanto, conduce en última instancia a un sobreesfuerzo financiero de los Estados.

El sistema bancario europeo se está debilitando.

// 06. Por primera vez, la Comisión de la UE asume una deuda a gran escala que está garantizada conjuntamente por los Estados miembros. Si no se trata de una excepción puntual, la cohesión en la UE se verá comprometida. La responsabilidad conjunta da lugar a disputas entre Estados "pobres" y "ricos".

Para poder contrarrestar eficazmente estos peligros, esperamos del futuro Gobierno Federal:

// 01. un concepto que prevé una reducción gradual de la nueva deuda y el restablecimiento del freno constitucional de la deuda en cuanto la situación económica lo permita.

02. una estrategia nacional de crecimiento, una moratoria de las cargas para las empresas y los ciudadanos, una política fiscal competitiva a nivel internacional, una política de protección del clima basada en los principios de la economía de mercado, e inversiones en investigación, educación e infraestructuras.

// 03. Que exija el cumplimiento de los Tratados europeos, en particular la cláusula de "no rescate" y la prohibición de la financiación estatal monetaria.

// 04. que trabajará para que el Fondo Europeo de Reconstrucción se limite de forma puntual a superar la crisis de Corona. Esta deuda tampoco debería ser devuelta en 2058, sino mucho antes.

05. También exigen a los demás Estados de la eurozona un programa de reformas para recuperar la competitividad y abogan por una reforma del Pacto Europeo de Estabilidad y Crecimiento.

Esperamos que el Banco Central Europeo:

// 01. que se centre en su tarea principal de garantizar la estabilidad del nivel de precios. Debe dejar claro que está dispuesto a reducir gradualmente el volumen de las compras de bonos del Estado y, una vez superada la crisis, a reducir el stock y la oferta monetaria inflada.

// 02. Que hasta entonces, basará las compras de bonos del Estado en la clave de capital de los bancos centrales nacionales y no favorecerá a determinados países altamente endeudados.

// 03. Que informe claramente sobre los riesgos de la política monetaria: el potencial de inflación, que ya es evidente en los precios de los activos, pero también el impacto negativo sobre el ahorro y las pensiones.

04. que se abstenga de dar un trato preferente a los bonos corporativos "verdes". La lucha contra el cambio climático es un asunto de los políticos, no del BCE.

Dirección de la editorial

  • Private Wealth GmbH & Co. KG
    Montenstrasse 9 - 80639 München
  • +49 (0) 89 2554 3917
  • +49 (0) 89 2554 2971
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Idiomas

Redes sociales