• Klaus Meitinger

Tendencias monetarias 2022: se está calentando.

(Tiempo estimado: 4 - 8 minutos)

leru 462 011021Lerbacher Runde. Una vez al año, banqueros, gestores de activos y responsables de familias se reúnen en Schloss Bensberg para ofrecer a los inversores ricos inspiración y orientación. Mientras el otoño de 2020 seguía dominado por la pandemia y la recuperación económica, hoy se plantean nuevas preguntas: ¿Qué está pasando con la inflación? ¿Estamos viviendo el cambio de los tipos de interés? ¿Qué significaría eso para el precio de los activos reales, que han experimentado un auge sin precedentes gracias a los tipos de interés cero? ¿Y cómo deben afrontar los inversores el cambio climático? Los expertos conocen la respuesta.

"Vivimos tiempos apasionantes", afirma Kai Röhrl, responsable de ventas al por mayor de Robeco Alemania, al inaugurar la duodécima edición de la Ronda Lerbach: "La economía y los mercados de capitales apenas han asimilado el virus cuando la cuarta ola se irrita. Al mismo tiempo, surgen nuevos factores de incertidumbre para los inversores. Los cuellos de botella en el suministro están presionando los beneficios de las empresas. Unas tasas de inflación inusualmente altas alimentan el temor a un cambio de rumbo de los tipos de interés. Y ahora, a más tardar, los inversores también tienen que pensar en el impacto de la lucha contra el cambio climático en su estrategia de inversión".

Para los inversores, un examen intensivo de estos temas es más importante que nunca. Al fin y al cabo, los últimos doce meses se han caracterizado por unas ganancias muy superiores a la media. Todos los principales índices subieron más de un 20%, lo que supuso ganancias dos o tres veces superiores a la media histórica. ¿No tendría sentido tomar beneficios y esperar a ver qué pasa?

Un caso claro para la Ronda Lerbach. Desde 2010, responsables de familias, banqueros y gestores de activos se reúnen una vez al año, invitados por Robeco y Private Wealth, para ofrecer orientación a los lectores de la revista. En los últimos años, los profesionales han aumentado gradualmente su asignación estratégica a la renta variable. Y actualmente están posicionados tácticamente de forma aún más ofensiva (ver más abajo). "Cuando se trata de preservar el patrimonio a largo plazo, simplemente no hay alternativa a la renta variable", explica Marc Vits, de Bankhaus Metzler. "Quien se ponga al margen ahora también está asumiendo un riesgo: el de perder valiosos puntos de retorno que luego ya no se pueden recuperar", aclara Karsten Tripp, de HSBC Alemania.

Unas perspectivas económicas globalmente positivas respaldan esta valoración. El resurgimiento de la pandemia y los cuellos de botella en el suministro no harán más que frenar el crecimiento a corto plazo. En 2022, se espera que el crecimiento sea superior a la media mundial. Y a largo plazo, la lucha contra el cambio climático podría desencadenar un aumento de la innovación. "Por tanto, no me preocupan los beneficios de las empresas", afirma Christian Jasperneite, de M.M.Warburg & CO. Hasta ahora se ha subestimado que para las empresas lo que cuenta no es el crecimiento real sino el nominal. Y en vista de las mayores tasas de inflación, es probable que sea muy respetable, al menos para las empresas que pueden repercutir los precios más altos a sus clientes.

Sin embargo, la próxima transición de un mundo de interés cero sin inflación a una era con mayores tasas de aumento de precios no está exenta de peligros. "Si los rendimientos aumentaran considerablemente, tendríamos un problema", dice Jan Viebig, de ODDO BHF. Todo depende ahora de la evolución de la inflación y de la reacción de los bancos centrales. "Todos los precios de los activos reales dependen realmente de los tipos de interés", confirma Philipp Dobbert, de Quirin Privatbank".

Por eso es interesante que el Consejo de Expertos Económicos de Alemania acabe de instar una vez más al BCE a preparar y comunicar rápidamente un escenario de salida de su política expansiva. "También me gustaría, porque los tipos de interés negativos conllevan enormes desviaciones. Las personas que han mantenido depósitos a plazo fijo durante décadas están comprando ahora acciones en medio del pánico. O están pagando precios extremos por los inmuebles. Tendría sentido dejar salir un poco el aire", dice Daniel Oyen, de Plettenberg, Conradt & Cie.

Con esta opinión, Oyen encuentra un gran acuerdo en la ronda. "Pero no tenemos que basar nuestras decisiones de inversión en lo que deseamos que sea intelectualmente correcto. El BCE tendría que endurecer su política.Pero no lo conseguirá", afirma convencido Bernd Meyer, de Berenberg: "Las restricciones son demasiado grandes para eso. Los Estados tienen demasiada deuda y los bancos centrales tienen demasiado miedo a las distorsiones en los mercados financieros". "Puede que el BCE reduzca un poco sus compras de bonos, pero permanecerá en silencio sobre los tipos de interés durante mucho tiempo. Un aumento del tipo de depósito y, por tanto, el fin del dinero en custodia está relativamente lejos", afirma Carsten Mumm, de Donner & Reuschel.

Por lo tanto, los inversores, según los profesionales, sólo deberían prepararse para un ligero cambio de los tipos de interés. Y para una fase duradera en la que los tipos de interés estén por debajo de las tasas de inflación.

Esta era de tipos de interés reales negativos es la materia de la que están hechas las verdaderas burbujas. Los títulos con interés pierden poder adquisitivo, la carrera hacia los (escasos) activos reales podría continuar. "De hecho, la renta variable es entonces la mejor alternativa en todo el canon de inversiones disponibles", explica Lutz Welge, del Banco Julius Baer, "y será tanto más fuerte cuanto más tiempo puedan los bancos centrales desvincular la evolución de los tipos de interés y la inflación".

Sin embargo, es poco probable que esto sea un camino de ida en 2022. "Si resulta que la inflación no se mantendrá alta sólo temporalmente, al menos surgirá el debate de si los bancos centrales no tendrán que reaccionar con una política monetaria más estricta después de todo. Y eso podría provocar turbulencias", advierte Axel Angermann, de FERI Trust, "pero serían oportunidades de compra", concluye Thomas Neukirch, de HQ Trust.

Esto es -en forma de xilografía- el mundo tal y como lo ve la Ronda Lerbach. A continuación, los expertos dan consejos concretos a los inversores en seis talleres: ¿Qué significa el creciente dominio del Estado, cómo se clasifican las perspectivas económicas, la inflación y el auge de los activos? ¿Y dónde pueden los inversores encontrar aire acondicionado y alternativas para los valores con intereses? Puede leer los resultados en las siguientes páginas.

--------------------------

La estrategia Lerbach.

Así es como la Ronda Lerbach estructura el patrimonio líquido de un inversor medio dispuesto a asumir riesgos. Los profesionales distinguen entre estrategia y táctica. Resulta especialmente interesante la tenencia de efectivo táctico, comparativamente alta.Este efectivo se invertirá en acciones en caso de retroceso de los precios.

PonderaciónEstrategia Táctica

Acciones53 % 54 %

Títulos con interés33 % 28 %

Inversiones alternativas 8 % 8 %

Metales preciosos y materias primas 3 % 4 %

Efectivo 3 % 6 %

Distribución regional de la cuota de capital

EE.UU.23 % 22 %

Europa20 % 23 %

Mercados emergentes 8 % 7 %

Japón 2 % 2 %

Desglose de las inversiones en el segmento de los tipos de interés

Bonos de empresa 17 % 16 % Bonos del Estado en euros

Bonos del Estado en euros 10 % 6 %

Bonos del Estado de EE.UU. 3 % 2

Bonos de mercados emergentes 3 % 4 %

--------------------------

Las previsiones de la Ronda Lerbach.

// 01. economía: En Alemania, el crecimiento real en 2022 será del 4,7%, en Estados Unidos del 4,2%. La tasa de inflación en este país vuelve a caer al 2,4% a mediados de 2022, y al 2,0% a finales de 2022. En EE.UU. es del 3,5% a mediados de 2022 y del 3,0% a finales de 2022.

// 02. tipos de interés: Los bancos centrales reducirán sus compras de bonos en 2022. No obstante, el BCE mantiene su tipo de depósito en el 0,5%.Diez de los 16 banqueros ven entre uno y dos escalones al alza para los tipos de interés oficiales de Estados Unidos.Por lo tanto, los rendimientos de los bonos subirán hasta finales de 2022. En el caso de los bonos del Estado alemán con un plazo de diez años, entrarán ligeramente en territorio positivo, y en el caso de los bonos del Estado estadounidense, hasta el dos por ciento. Por lo tanto, el mercado de bonos sufre pérdidas de precios.

// 03. acciones: En 2022, los beneficios empresariales aumentan hasta un nivel entre 1130 y 1245 puntos para el DAX. En el caso del S&P 500, se situará entre 205 y 227 puntos. Como resultado, las relaciones precio-beneficio en los mercados de valores caen.

Los precios siguen subiendo, pero los inversores tienen que soportar las fluctuaciones. Deberían comprar en el DAX en la zona de 14200 puntos. Se aconseja una toma de beneficios inicial en los 17300 puntos. En el caso del índice estadounidense S&P 500, estas marcas se sitúan en 4000 y 4900 puntos.

--------------------------

®

Autor: Klaus Meitinger